Noticias

Inicio“Todavía falta mucho para que la Ciudad funcione acorde a las leyes de niñez y de salud mental”
Inicio“Todavía falta mucho para que la Ciudad funcione acorde a las leyes de niñez y de salud mental”
“Todavía falta mucho para que la Ciudad funcione acorde a las leyes de niñez y de salud mental”

“Todavía falta mucho para que la Ciudad funcione acorde a las leyes de niñez y de salud mental”

15 Mayo , 13

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 15 de mayo de 2013

Durante la presentación del Informe que condensa el trabajo de los equipos del Ministerio Público Tutelar se puso de relieve el estado de situación de los derechos de la infancia, la adolescencia y la salud mental en la Ciudad de Buenos Aires.

De acuerdo a los datos extraídos mediante la Base unificada sobre institucionalizaciones de personas menores de edad, herramienta que finalmente se logró concretar en la ciudad para conocer datos certeros, 1049 es el número de niños, niñas y adolescentes que a diciembre de 2012 aún permanecían en instituciones de albergue como consecuencia de la falta de aplicación de la Ley de Protección Integral Nº 26.061 y de la política pública actual que privilegia, ya desde su presupuesto, la institucionalización en lugar de la implementación de estrategias de intervención alternativas.

“La separación familiar debe ser una medida de último recurso”, afirmó la Asesora General Tutelar de la CABA, Laura Musa, durante la presentación. “Lo grave es que esta política sea aplicada por tratarse de chico/as en situación de vulnerabilidad social, con falta de recursos y, en ocasiones, afectados en su salud mental”. También advirtió con respecto a los adolescentes que luego de una necesaria internación temporal en un hospital neuropsiquiátrico, muchas veces son rechazados por las instituciones de albergue de las que provenían sin contar con recurso alguno de la política pública para su externación. Estas situaciones vulneratorias de derechos van de la mano de otras medidas desacertadas como el desmantelamiento del Programa de Atención Comunitaria de Niños, Niñas y Adolescentes con Trastornos Mentales Severos (PAC) y la falta de construcción e impulso a las casas de medio camino para la realización de tratamientos ambulatorios. “Todavía falta mucho para que la Ciudad funcione acorde a las leyes de niñez y de salud mental”, expresó Musa.

En esto coincidieron las tres expositoras del evento, Laura Musa, la diputada y presidenta de la Comisión de Mujer, Infancia, Adolescencia y Juventud, María Elena Naddeo y la presidenta de la Comisión Especial de Salud Mental, diputada Virginia González Gass, quienes encabezaron la mesa de análisis.

González Gass, además, informó que el 80 % del presupuesto de salud mental se destina a hospitales monovalentes y no se trabaja en lugares alternativos de tratamientos, como lo manda la Ley Nacional de Salud Mental, 26.657.

Naddeo recordó la indignación generalizada frente a los hechos de público conocimiento ocurridos recientemente en el hospital Borda y aseveró que, más allá de que se quiere refuncionalizar los hospitales psiquiátricos de acuerdo a la normativa, claramente no es una medida adecuada destruir el espacio que al día de hoy tienen las personas internadas por salud mental.

La figura del abogado del niño también fue destacada en el evento. El Equipo Público de Abogados absorbe una gran demanda en torno a situaciones en que niñas, niños y adolescentes requieren de asistencia legal de acuerdo a la normativa vigente. En este sentido, Musa comentó que afortunadamente la justicia nacional no puso obstáculos a la implementación de la figura que permite que cada chico que se vea privado de su libertad o  inmerso en alguna situación de vulneración de sus derechos pueda acceder a un abogado, designarlo y peticionar según sus intereses.

Garantizar el acceso a la justicia es un pilar fundamental para el Ministerio Público Tutelar. En esta línea, la figura del abogado del niño, si bien con un rol diferenciado, se suma al seguimiento y atención que se brinda en los barrios del sur de la Ciudad a través de las oficinas de atención descentralizada y del nuevo equipo de intervención extrajurisdiccional. En todos los casos la población puede tener acceso a la justicia mediante una atención y/o derivación acompañada y asistida por los equipos que integran este organismo encargado de garantizar el cumplimiento de los derechos de niñas, niños, adolescentes y de personas afectadas en su salud mental.

Acceda al Informe de Gestión 2012 del MPT

 

 

Novedades relacionadas